Jehová Jireh PDF Print E-mail

Jehová Jireh significa: PROVEEDOR. Pero para experimentar la realidad de que Dios es proveedor, necesitamos fe; necesitamos CREER.

 

Creer significa dar por sentado que algo es cierto, que es verdad. Pero el concepto es algo muy profundo. Se podrían escribir muchos libros acerca de CREER. Quisiera que meditemos en dos cosas que, aunque parecidas, son muy diferentes.

 

A- Creer en Dios, y

B- Creerle a Dios

 

A- Creer en Dios:

Creer en Dios es fácil; de hecho todo el mundo cree en dios (nótese el énfasis en la d minúscula). Sí, la historia registra que en toda generación, raza, y cultura, el ser humano siempre ha estado tratando de buscar a Dios adorando algo, o a álguien. Creer en Dios es fácil, máxime si somos latinoamericanos, ya que heredamos la religión de aquellos que nos conquistaron. Desde pequeños aprendimos una forma de religión; con ritos, tradiciones, y costumbres, (que aunque no comprendíamos su significado) pero se nos inculcó el creer en Dios. Creemos que Dios existe; que está en el cielo rodeado de ángeles. "Claro que creo en Dios; le prendo una velita, y le digo una oración que aprendí de memoria desde que tengo uso de razón; Toda vez y cuando Dios no se meta en mi vida, seguiré creyendo en El. Mi Dios es bueno; El me ama y yo le amo a El".

 

B- Creerle a Dios:

Aunque estas dos frases se parecen, existe un mundo de diferencia entre éllas. Creerle a Dios implica no sólo creer que El existe, sino también que está interesado en revelarme (manifestarme, darme a conocer) su voluntad.Creerle a Dios nos lleva a caminar en una dimensión fuera de lo común, una dimensión de fe. Abraham se conoce como el padre de la fe. ¿ Sábes por qué? Porque le creyó a Dios. Dios le dió la promesa de un hijo, y Abraham le creyó a Dios y esperó 25 años para recibirlo. Cuando por fin nació Isaac, Dios le díjo a Abraham que su descendencia sería muy grande. Abraham continuó esperando pacientemente a que su hijo creciera, se casara, y se " multiplicara"....

Gen. 22 registra la prueba más grande de la fe de Abraham.

 

Gen. 22:1-2:

 

"...Dios probó a Abraham, y le díjo: ¡Abraham! Y él le respondió: Heme aquí. Y Dios le díjo: Toma ahora a tu hijo, tu único, a quien amas, a Isaac, y ve a la tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré"...¿Ofrécelo en holocausto???! Wait a minute God!, what are you talking about?(¿de qué estas hablando?) ¿Que sacrifique a mi hijo?, ¿Que se te olvidó que me dijiste que mi descendencia vendría a través de mi hijo Isaac?... Estas y más preguntas pudo haber hecho Abraham a Dios; sin embargo, el siguiente versículo dice que " Abraham se levantó muy de mañana...tomó consigo a su hijo...y fué al lugar que Dios le había dicho". Abraham estaba dispuesto a continuar creyendo a Dios, confiando plenamente en su voluntad soberana. El sabía que Dios era capaz de resucitar a su hijo para dar cumplimiento a su promesa. Así que no vaciló en obedecer a Dios; se despojó en un instante de aquello que él más amaba en la tierra: su hijo. Abraham sabía que Jehova era su proveedor (Gen. 22:8)

 

Decir que creemos que Dios es nuestro proveedor es una cosa; estar dispuestos a entregarle lo más valioso para nosotros es otra cosa. "Jehová Jireh, mi proveedor". Si digo esto, entonces debo de creer que todo lo que tengo me ha sido provisto (directa o indirectamente) por Dios. Así que, si El me ha dado mi casa, mi trabajo, mi carro, mi familia, mi salud, mi carrera, etc.,etc.,etc., entonces debo de estar dispuesto a entregarle TODO, sabiendo y creyendo que El puede devolverme multiplicado, porque El es JEHOVA JIREH, MI PROVEEDOR!!! 

 

Subscribete a nuestro Newsletter Semanal

Devocionales, noticias, musica, vidoes y mucho mas.

Reuniones & Eventos

No events
Que edad tienes?
 
Visitors: 9273570
© 2014 IGLESIA CRISTIANA VERBO CANADA - TORONTO, MISSISSAUGA, MONTREAL, VANCOUVER
Design: Reinhard Productions