Para esto apareció el Hijo de Dios... PDF Print E-mail
“Si vosotros permaneciereis en mi palabra,  seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad,  y la verdad os hará libres… para conocer la verdad… y escapen del lazo del diablo,  en que están cautivos a voluntad de él” (Juan 8:31y 2Ti 2:25-26)

Como seguidores de Cristo Jesús, es muy importante que permanezcamos en Su palabra. Somos llamados a vivir en la palabra del Señor para que conozcamos Su verdad. Luego, conforme estamos abrazando la verdad de Dios, somos impactados por su poder libertador. “la verdad os hará libres”. Esclavitud al enemigo es un área fundamental en la cual la gente necesita liberación espiritual.

El ámbito entero de la humanidad incrédula está bajo la influencia esclavizadora del maligno. “El mundo entero está bajo el maligno” (1 Juan 5:19). Aún aquellos incrédulos que no aceptan las verdades de Dios acerca de Satán y el pecado, están de todos modos cautivos por él. Consecuentemente, debemos de extendernos humildemente a ellos con la verdad: “con mansedumbre corrija a los que se oponen,  por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, y escapen del lazo del diablo,  en que están cautivos a voluntad de él” Pablo fue enviado a proclamar la verdad del evangelio que ofrece libertad de tal esclavitud: “para que abras sus ojos,  para que se conviertan de las tinieblas a la luz,  y de la potestad de Satanás a Dios” (Hechos 26:18). El testimonio de todos los que creen en la verdad del evangelio es éste: “[Él]  nos ha librado de la potestad de las tinieblas,  y trasladado al reino de su amado Hijo” (Col 1:13).
 
El problema de la influencia atadora, estorbadora,  restrictiva de Satanás no termina al ser salvos. Muchos santos (aunque estén en camino al cielo) siguen atados en áreas de su pensamiento y comportamiento. Siguen influenciados por las mentiras del enemigo. Ellos no pueden hacer la confesión libertadora de Pablo y su equipo misionero: “  no ignoramos sus [Satanás] maquinaciones” (2Co 2:11). Ignorancia de las tácticas del enemigo persistirá en la vida de aquellos que no conocen (o no se rinden a) la verdad libertadora de Dios. Por el otro lado, todos los que estén dispuestos a abrazar las verdades de la palabra de Dios disfrutarán incrementalmente libertad de las mentiras del enemigo. Crecerán en entendimiento y en dependencia de los propósitos victoriosos de la venida de Jesús a esta tierra. “Para esto apareció el Hijo de Dios,  para deshacer las obras del diablo” (1Juan 3:8)
 

Subscribete a nuestro Newsletter Semanal

Devocionales, noticias, musica, vidoes y mucho mas.

Reuniones & Eventos

No events
Que edad tienes?
 
Visitors: 9376218
© 2014 IGLESIA CRISTIANA VERBO CANADA - TORONTO, MISSISSAUGA, MONTREAL, VANCOUVER
Design: Reinhard Productions